Caprichos de los famosos más excéntricos

Compra Venta Insólitas

“Lo pedís, lo tenés”. Ese parece ser el lema de las celebrities frente a los pedidos de sus niños. Desde personal shoppers que eligen su ropa hasta servicios de spa que reemplazan al jardín de infantes, las estrellas parecen tener el sí fácil ante a cualquier requisito. Te contamos cuáles son sus extravagantes demandas.

Valentino, Constantino y Benedicto López Nara. La reina de las botineras y el futbolista Maxi López saben cómo saciar los caprichos de sus tres hijos en cuanto a juguetes y berrinches. Pero el último desbarranco define quién manda en la familia: Wanda es una adicta a comprarse ropa de marcas de primer nivel y quiere que toda su familia se vista acorde a sus exigencias. Y es por eso que tiene para sus hijos de 4, 2 y 1 año una personal shopper que se encarga de comprar lo último en indumentaria para que los principitos estén a la moda. Trajes de alta costura, tapados valuados enmiles de dólares, zapatillas de edición limitada con tachas, mochilas de marcas europeas súper top, anteojos, ropa deportiva de última generación y accesorios que marcan tendencia son algunas de las prendas que suelen lucir los pequeños. La asistente va a los negocios, hace las compras y López paga la tarjeta de crédito. ¿Y Wanda? Ella sólo disfruta de su millonario presente.

Zahara y Pax Jolie Pitt. A pesar de las complicaciones de horarios y agendas, Angelina y Brad siempre se las arreglan para darles todos los gustos a sus 6 hijos. Algunos de los afortunados fueron Zahara Marley y Pax Thien –de 8 y 10 años-: lejos de tener gustos sencillos como la mayoría de los niños, ellos no pasaron un día en un parque de diversiones o en el zoológico, sino que compartieron con sus padres un día desestresante en un lujoso spa 5 estrellas. Según la revista americana Peopleel famoso matrimonio de Hollywood llevó a sus dos hijos medianos a una sesión de relax y aguas termales en un exclusivo y glamoroso centro llamado Lukacs Gyogyfurdo en Budapest, donde Angie está rodando su nueva película. “Pax estaba encantado. Salió de ahí riéndose”, dijo un testigo privilegiado del día familiar que compartieron los Pitt. Finalmente, y para completar una ocasión perfecta, la velada terminó en el restó favorito de los chicos.

 

Suri Cruise. La pequeña parece no tener fin a la hora de comprar ropa. “Fashion addict” prácticamente desde que nació, su placard está valuado en más de dos millones de euros. Con tan sólo 7 años, la hija de Tom Cruise y Katie Holmes sabe imponerse y decidir lo que usa y lo que no. Le encantan los vestidos, los accesorios y los zapatos con taco… ¡Tiene más de 200 pares!

Romeo Beckham. Como no podía ser de otra manera, la moda fluye por las venas del hijo del medio de David y Victoria. Y tanto le gusta, que a los 11 años lanzó una línea de anteojos de sol para chicos que se llama RB. Mamá y papá lo apoyan gustosos en este capricho. Además, el pequeño ya debutó ante la lente del fotógrafo Mario Testino al participar de una campaña para la firma británica Burberry. Lleva la profesión de modelo en la sangre.

Willow Smith. La cantante de 12 años es la hija del famoso actor Will Smith y ya es todo un éxito en YouTube. Su tema “Whip my hair” ya tiene más de 200 mil reproducciones en el portal y la fórmula del éxito parecer ser sencilla: padre famoso, estilo transgresor onda Lady Gaga y una nena chiquita que, además de ser caprichosa, tiene algo de talento.

Gustos caros, deseos concedidos. Así se comportan las celebrities frente a los caprichos de sus hijos a pesar de que, a veces, no sea lo aconsejable. ¿Suplantan la falta de tiempo y atención con regalos? ¿Vos qué pensás? ¡Comentá!

Deja un comentario


*