¿En qué gastan su dinero los famosos?

Compra Venta Insólitas

unoQuiénes son las celebridades de Hollywood que gastan toda su fortuna en objetos lujosos, millonarios y excéntricos para ellos, sus hijos y sus parejas. Desde chupetes con diamantes hasta alquilar un estadio de básquet para una cena romántica.

Algunos famosos de Hollywood son capaces, a pesar de sus grandes fortunas, de vivir con discreción, sin opulencia, con clase y con pocas extravagancias. Aunque los enumerados a continuación no son el caso. Tal es el ejemplo de la cantante Beyoncé quien tiene ciertas manías -un poco alocadas- que sólo puede afrontar una persona con una cuenta bancaria millonaria como ella.

Entre sus exigencias más excéntricas, la morena pide que en cada lugar que visita en sus giras tenga a su disponibilidad tres camarines, cada uno de ellos destinado para un uso particular. Uno se utiliza como sala de relajación, otro como lugar de peluquería y maquillaje y otro como vestidor.  Éstos deben estar pintados de color blanco y tener una decoración elegida personalmente por ella. Pero lo extraño es que además pide que se cambien todos los inodoros de los baños y se coloquen piezas a estrenar, y en cada uno debe haber un papel higiénico muy particular… ¡de color rojo!

Ella y su marido Jay Z que se gastan cantidades inmorales de dinero en regalos de gusto dudoso o inexistente. La pareja le regaló a su pequeña hijaBlue Ivy Carter una muñeca de la firma “Barbie” por su primer cumpleaños. Pero no es un juguete simple y regular, sino que está realizado con 160 diamantes e incrustaciones de oro blanco y valuado en 60 mil euros. Y eso que dicen que los niños se divierten más con el paquete que con el regalo.

Pero la lista de presentes extravagantes de las estrellas es inmensa. Angelina Jolie y Brad Pitt festejaron el nacimiento de su hija Shiloh y le regalaron un chupete de oro blanco y 279 diamantes que costó unos 17 mil dólares.

Marc Anthony le obsequió a su entonces mujer, Jennifer Lopez, unas sandalias lacadas en oro de 18 kilates que le costaron 24 mil dólares. Más baratito le salió a Courteney Cox el modelo exclusivo de bicicleta de la marca Chanel que le regaló a su amiga Jennifer Aniston cuando se enteró de que quería empezar a practicar ciclismo: dicen que pagó 12 mil dólares. ¿Era necesario? 

Pero no todo derroche absurdo es material. Justin Bieber gastó 475 mil dólares en organizar una cita con Selena Gómez, ahora su exnovia. Al parecer alquiló sólo para él y la chica el estadio de Los Lakers, el Staples Center de Los Ángeles, que tiene capacidad para 18 mil espectadores. Allí tuvieron una cena romántica y vieron la película “Titanic”.

Dos millones de dólares desembolsó David Beckham por un regalo muy personal, especial e íntimo para su esposa. El presente era, ni más ni menos que, un juguete sexual de platino y diamantes. ¿Un poco excesivo tal vez? ¿O será que quiere que su mujer la pase bien hasta cuando él no está en la casa?

Deja un comentario


*