Regalos prácticos: tus valores ante todo

Consejos

Mis regalos
La fiebre consumista no es lo tuyo. Comprar regalos forma parte de la tradición que te gusta, pero con cierta racionalidad. Te gusta la utilidad de las cosas, así que siempre te decantas por los regalos prácticos. Una plancha para tu hermana, un taladro a tu pareja que no está muy equipado, un diccionario de francés a tu cuñada que quiere irse a Francia el próximo puente… si tus regalos no gustan, por lo menos que sirvan para algo, que es lo que te importa realmente.

Pero cuidado…
Ofrecer cosas prácticas es una manera de inmiscuirte en la vida de los demás incluso de imponer tus valores. Comprarle una batidora a tu madre es recordarle su papel de ama de casa. Parece que no dejas volar la imaginación; algo positivo para todos. La falta de amor puede que sea la que te haya llevado a mostrarte algo dura con los demás, porque tú lo eres contigo misma.

Entonces, ¿qué hago?
Para solucionarlo es fácil si eliges objetos con un valor añadido estético o cualitativo: una batidora de diseño mejor que un robot básico, un jersey moderno en vez de una camisa blanca… Ofreciendo un producto de gama alta o un modelo original, el producto sigue siendo igual de práctico pero gana la dimensión mágica de un regalo.

One thought on “Regalos prácticos: tus valores ante todo

Deja un comentario


*